≡ Menu

Seducción – Como Ser una Mujer Seductora

Dentro de todos los “tabús” del sexo, se encuentra el aspecto de la seducción. Muchas personas piensan que una mujer debe nacer seductora, pero qué pasa si yo no me considero como la mujer más sensual y atractiva? Es posible aprender a ser seductora? O simplemente debo resignarme a que no este instinto de sensualidad simplemente no está en mi naturaleza?

Ser seductora significa dominar el arte de incitar a un hombre para que se sienta atraído por ti. Sencillo? No, no lo es… pero hay fórmulas que te pueden llevar por el camino correcto. Sí es posible desarrollar tu sensualidad y ser tan seductora como tú misma te lo propongas y a través de este blog y mis artículos pretendo mostrarte ese camino.

Definición de “seducción”

La seducción es, como ya lo mencioné, un arte. Pero qué significa? Una definición de seducción puede ser: el arte de atraer a una persona sobre la que sientes interés, a través de una actitud provocativa en la cual tientas al hombre a acercarse a ti, generalmente con el objetivo de generar un contacto físico. Para que sea más sencillo, hagamos una asociación de palabras: Seducción= atracción= incitación= provocación= tentación. Suena sexy, verdad?

Dados los antecedentes históricos de la humanidad, nos damos cuenta de que se tiene la antigua creencia de que el hombre es solamente el encargado de cortejar a las mujeres y todo el juego de atracción depende de él. Esto tal vez se practicó durante muchos siglos, pero en verdad es lo natural? Vayámonos un poco más atrás en la historia: desde Adán y Eva podemos ver como es perfectamente natural que nosotras las mujeres seamos objeto de atracción para los hombres.

Te estoy convenciendo hasta ahora? Bien! Ahora veamos qué aspectos componen a la seducción o a las mujeres seductoras, de manera que puedas evaluar con cuáles de estos aspectos cuentas y cuáles debes perfeccionar o refinar para ser toda una Afrodita (Diosa de la Seducción, según la mitología griega).

Los elementos que componen la Seducción.

Los dos aspectos en los cuales podemos basar la seducción son de carácter visual. Te explico: la atracción en los seres humanos funciona de forma distinta que con las demás especies. Las acciones/reacciones de los animales están determinadas por su instinto y la sexualidad tiene el como fin exclusivo la reproducción. En cambio, para la raza humana, el objetivo del sexo no necesariamente es reproducirnos, sino además gozar y divertirnos! Te imaginas lo aburrido que sería si sólo tuviéramos sexo para tener hijos? De cuánto nos estaríamos perdiendo!

Es así como hemos hecho que nuestros instintos de atracción despierten a través del sentido de la vista, por lo tanto, la seducción se compone por un lado, de las características físicas o apariencias y por el otro, de tu actitud y lenguaje corporal.

Características físicas o apariencia.

Cualquiera te dirá que el físico no es lo que importa, y es cierto, cuando se trata de enamorarse sentimental y emocionalmente, el ideal no es fijarnos en las apariencias. Sin embargo, si lo que pretendes es seducir a tu hombre, es primordial que prestes atención a tu físico.

No es necesario tener el rostro de una supermodelo, ni tampoco gastar todos tus ahorros en riesgosas cirugías estéticas. A lo que me refiero con cuidar tu físico es que hagas todo lo que está a tu alcance.

Haz tu mejor esfuerzo por verte hermosa siempre para tu hombre; haz ejercicio regularmente y aliméntate sanamente, arréglate el cabello, y presta atención a detalles como tus uñas y tu ropa, usa zapatos de tacón cada vez que desees volverlo loco, pero sobre todo, en momentos de intimidad, busca siempre verte lo mejor posible, considerando por supuesto los gustos de tu chico. Por ejemplo, elige conjuntos de lencería de su color favorito, y confía en mí, aunque no te lo diga, él notará esos detalles y lo reflejará en su forma de hacerte el amor!

Tu actitud y lenguaje corporal.

En cuanto a la actitud, no hay nada más seductor que una mujer super segura y confiada en sí misma. Sin importar la ropa que traigas puesta, o si tienes maquillaje en tu rostro o no, a tu hombre le será imposible resistirte si muestras una actitud dispuesta a complacerlo y satisfacerlo en la cama.

Gran parte de ser una mujer seductora depende de cómo manejes tu lenguaje corporal. Recuerdas que hablamos de lo visual? Este elemento de la seducción depende de la reacción que provocarás en tu hombre con cada movimiento, seña, o indicio físico que hagas para provocarlo. Debes ser capaz de atraerlo desde el lado opuesto de la habitación con tan solo morderte los labios un poco, o bordeando suavemente tu figura con la punta de tus dedos, aún sin necesidad de estar desnuda o usando algún conjunto muy sensual. Invítalo a tener sexo contigo con sólo una mirada!

Más secretos de la seducción femenina están disponibles para ti si sabes consultar las fuentes correctas. En mi caso, te recomiendo la guía “Afrodita en la Cama” autor y experto educador sexual Aldo Rosell, quien a través de sus investigaciones, ha logrado recopilar miles de trucos y técnicas para facilitarnos a nosotras las mujeres las herramientas para seducir a un hombre en la cama.

“Afrodita en la Cama”, de Aldo Rosell, es una excelente forma en que puedes iniciar tu viaje hacia la plenitud sexual con tu pareja. En ella podrás encontrar un método único para que aprendas a satisfacer a un hombre en la cama de la forma en que él lo espera. Ahí es cuando tú podrás decir de verdad y sin duda alguna “SOY BUENA EN LA CAMA!!”

HAZ CLICK AQUÍ ahora mismo para comenzar a disfrutar de los beneficios de ser toda una seductora experta y el objeto de deseo de tu chico para cada noche. No dudes más, sólo déjate llevar por tu instinto seductor y encuentra en la guía Afrodita en la Cama el recurso ideal para mejorar tus habilidades sexuales. Ahora, prepárate para sorprender a tu hombre en tu próximo encuentro pasional!

>>DESEO APRENDER MÁS DE
COMO SEDUCIR A UN HOMBRE EN LA CAMA<<